En esta línea hemos puesto todos nuestros recursos y genéticas en nuestra Temple gold hashplant para hacer, en este caso, una hashplant 2.0. En el que se mantienen los aromas complejos de las charas y ese efecto famoso de las plantas hashplant.

Para completar el paso hemos añadido de nuestra reserva privada una bubba kush 00 que no solo acorta la floración a unos 50-55 días sino que, además, le aporta más cuerpo y resina haciendo de temple gold una cepa perfecta para extracciones ofreciendo un gran retorno tanto en BHO rosin o para crear tu propio temple ball el famoso handmade hash nepalí.

El resultado una hashplant de porte medio cogollos duros como piedras y una capa de resina que cubre hasta las hojas más grandes dejando la planta escarchada al final de floración con un aroma brutal que te obligará a utilizar filtros en interior, aromas del Nepal sin tener que llevar la mochila a la espalda.

Temple gold hashplant. Planta sobre fondo negro

Ya hablábamos de unos cuidados muy específicos en nuestro pan de oro. Lo mejor y ahora Temple Gold Hashplant.