Guía completa de alimentación. Para que una planta sea capaz de desarrollarse en su máxima expresión, debemos proporcionarle todos los nutrientes necesarios.

Ley de Liebig

Para poder comprender todo esto, debemos retroceder al pasado. En concreto a 1828, cuando Carl Sprengel desarrolló un principio en la ciencia agrícola y que más tarde populizaría el químico alemán, Justus von Liebig.

Reza así: El crecimiento no es controlado por la cantidad total de los recursos disponibles, sino por el recurso más escaso. Dicho en otras palabras: Incluso el elemento más insignificante para la vida es imprescindible para el desarrollo de ésta.

El rendimiento del cultivo dependerá siempre del elemento nutritivo que se encuentre más carente para la planta. Independientemente de lo bien nutrida que pueda encontrarse de los demás elementos.

Gráfica de la Ley del Mínimo
Gráfica de Ley del mínimo.

Dicho lo cual, en la imagen podemos ver representada la ley del mínimo. Un cultivo está bien nutrido de todos los elementos excepto de manganeso. Como podemos ver, aunque todos los tablones estén altos excepto uno, el tablón que limitará el nivel del agua será siempre el más bajo. El nivel de rendimiento (agua) siempre estará limitado por el elemento que se encuentre en mayor carencia para la planta (el listón más bajo): el límite del crecimiento.

Es por ello que una carencia de nutrientes en el medio, lo notaremos porque serán por un lado las hojas más antiguas las que harán de chivato. Y por otro lado si fueran las nuevas las que presentaran estas carencias, esto nos indicaría que son nuestros riegos los que están causando dicha carencia.

La planta se alimenta mediante el intercambio catiónico en el que el P.H. del medio juega un papel importante. Haciendo disponible o no para la vida de la planta. Sumado a esto, la microvida jugará un gran papel liberando esos nutrientes.

Excesos, carencias o bloqueos

A la hora de enfrentarnos a un problema de exceso, carencia o bloqueo, siempre tendremos que volver sobre nuestros pasos. Tendremos que hacer especial hincapié para encontrar el error:

  • Si la carencia/exceso es visible sobre las hojas más antiguas.
  • Si es visible en los brotes recién salidos.

Recomendaciones en la guía de alimentación

Mantener un sustrato vivo y rico en nutrientes que, controlando unos pequeños parámetros (frecuencia de riego y temperatura del agua), nos llevará al éxito.